Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 26 julio 2021 - 7:02 pm
Categoría: General

David Barbero
-He tenido interés en adelantar mi regreso a Bilbao para tomar el pulso al Aurrera Fest. Ha ocupado la programación del Palacio Euskalduna durante todo el mes de julio. Ya el año pasado significó una ventana abierta para numerosas compañías de todas las especialidades escénicas.
-Algunos de estos grupos o compañías andan con dificultades para acceder a sus públicos respectivos por los problemas añadidos a causa de esta dichosa pandemia que no se sabe si va, viene o ha decidido aprovecharse de la estupidez humana para quedarse.
-Para el público aficionado a las artes escénicas, es una oportunidad para conocer espectáculos de difícil acceso, trabajos con intención crítica, grupos y intérpretes que merecen más atención de la que se les presta. Eso he comprobado con los cuatro espectáculos que he podido ver estos días.
-La entusiasta compañía que lleva el significativo nombre de ‘Con la que está cayendo’ ha trabajado en acercarnos la intencionada sátira de Darío Fo titulada ‘Aquí no paga nadie’. Han evidenciado el esfuerzo continuado, la labor muchas veces callada y su amor incondicional al arte escénico.
-‘Blue woman voises’ es una original iniciativa de la artista multifacética Viola Serra para denunciar la violencia machista. Ella es la voz cantante, la directora, la autora de los textos y la productora del espectáculo. Se interpretan ocho canciones. Hay ocho monólogos. Se cuentan ocho vidas de maltrato protagonizadas por muy reconocidas cantantes internacionales. Está acompañada por la actriz Ziortza Basaguren y el pianista Rignie Salvador.
-El txistulari Iñaki Palacios ha presentado su tercer disco titulado ‘Baltik’ acompañado por los instrumentistas habituales en sus grabaciones, que ahora han formado el grupo ‘The Gaels’. El titulo hace alusión a los malos tiempos que corren. Pero ellos ofrecieron un concierto lleno de calidad y sensibilidad. Completaron el espectáculo, en una exhibición de variedad artística, los cuatro integrantes del grupo Moonshine Wagon con su impactante sonido bluegrass salvaje.
-En el cierre del Aurrera Fest, se presentó el espectáculo cómico en euskera ‘Eta kittorik ez’. Está protagonizado por el dúo femenino ‘Les bobé bobé’. Se trata de un espectáculo directo, ágil, intencionado, valiente, directo, sin prejuicios, variado, original, sin pretensiones, pero de contrastada calidad interpretativa. Sirvió para evidenciar que Ane Gebara y Josune Vélez de Mendizabal son dos excelentes actrices a las que habrá que seguir y prestar atención.

Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 24 julio 2021 - 11:12 am
Categoría: General

Desde la fila tres del patio de butacas

MARÍA BAYO COMO ‘DIVINA CLEOPATRA’

David Barbero
-Esta tarde he acudido al Teatro Campos Elíseos a ver el espectáculo ‘Divina Cleopatra’ de la María Bayo con muchas curiosidades. Sobre todo, he ido a reencontrar a esta excelente soprano y gran intérprete lírica tanto en papeles clásicos reconocibles como en personajes modernos experimentales.
-En el fondo de esa curiosidad, estaba el recuerdo de la ‘circunstancia’, -llamémoslo así- de su enfrentamiento al establisment del mundo de la ópera, y la reacción de éste colocándola en el ostracismo práctico.
-El espectáculo ‘Divina Cleopatra’ –d estacando intencionadamente los paralelismos- se puede interpretar como la culminación de su lucha en solitario por reivindicar su calidad y categoría. Y también por construir una nueva vida artística.
-María Bayo inició esta ‘segunda etapa’ hace un par de años. Dentro de estos planes diseñados por ella misma, junto a su desarrollo como cantante lirica, que ya lo había demostrado, ha añadido su faceta de actriz.
-El primer paso lo dio con la interpretación de la reconocida obra teatral ‘Master Class’ de Terency McNally. En ella, encarnó a María Callas. Significó un reto interpretativo porque ya habían afrontado ese papel actrices tan reconocidas como la norteamericana Faye Dunaway, la argentina Norma Aleandro o la catalana Nuria Espert.
-Ahora ha afrontado este nuevo reto con ‘Divida Cleopatra’. Insiste en esas dos facetas deseadas. Por una parte, es un exigente monologo en el que se identifica con Cleopatra. Y, sobre todo, un recital lírico en el que repasa su trayectoria de gran calidad.
-En la parte dramática, realiza una defensa de la legendaria reina de Egipto. Muestra las similitudes con su propia personalidad. Realiza un panegírico de la libertad que reclaman las mujeres y una defensa de los principios feministas. También incluye textos de Shakespeare y Bernard Shaw.
-En este apartado, debo hacerme una puntualización a mí mismo. A mi juicio, el texto interpretado tiene escasas características ‘dramáticas’. Es demasiado informativo. Poco personal. Creo que resta espontaneidad. Pero debo admitir que otros compañeros, de cuyo criterio me fío, han valorado positivamente incluso ese aspecto. Por lo tanto, coloco mi opinión entre los paréntesis de la duda.
-En la parte lírica, ha recordado a los grandes compositores operísticos con los que ha triunfado. Especialmente Händel y Massenet. Pero también introduce compositores emblemáticos en otro tipo de canciones, y más actuales, como Piazzolla o Weill.
-En lo que ha habido absoluta unanimidad es en el reconocimiento, por la calidad y por la originalidad, del trío instrumentista que ha intervenido. Román Gottward, en el acordeón y otros instrumentos, como la sierra; Darío barroso en la guitarra; y Joan Palet en el violonchelo.
-Con esta demostración, María Bayo deja claras sus cualidades como cantante y como intérprete. Evidencia su actitud valiente, enérgica, dinámica y versátil, que siempre fue muy alabada.
-Aunque, en las butacas del Teatro Campos Elíseos, no estaban ni mucho menos, todos los que antes la seguían, la alababan y la aplaudían. De todos modos, pasado mañana se repite el mismo espectáculo en el mismo escenario.

Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 18 junio 2021 - 11:05 pm
Categoría: General

David Barbero
-Esta tarde he acudido al Teatro Campos Elíseos a ver el espectáculo ‘Divina Cleopatra’ de la María Bayo con muchas curiosidades. Sobre todo, he ido a reencontrar a esta excelente soprano y gran intérprete lírica tanto en papeles clásicos reconocibles como en personajes modernos experimentales.
-En el fondo de esa curiosidad, estaba el recuerdo de la ‘circunstancia’, -llamémoslo así- de su enfrentamiento al establisment del mundo de la ópera, y la reacción de éste colocándola en el ostracismo práctico.
-El espectáculo ‘Divina Cleopatra’ –d estacando intencionadamente los paralelismos- se puede interpretar como la culminación de su lucha en solitario por reivindicar su calidad y categoría. Y también por construir una nueva vida artística.
-María Bayo inició esta ‘segunda etapa’ hace un par de años. Dentro de estos planes diseñados por ella misma, junto a su desarrollo como cantante lirica, que ya lo había demostrado, ha añadido su faceta de actriz.
-El primer paso lo dio con la interpretación de la reconocida obra teatral ‘Master Class’ de Terency McNally. En ella, encarnó a María Callas. Significó un reto interpretativo porque ya habían afrontado ese papel actrices tan reconocidas como la norteamericana Faye Dunaway, la argentina Norma Aleandro o la catalana Nuria Espert.
-Ahora ha afrontado este nuevo reto con ‘Divida Cleopatra’. Insiste en esas dos facetas deseadas. Por una parte, es un exigente monologo en el que se identifica con Cleopatra. Y, sobre todo, un recital lírico en el que repasa su trayectoria de gran calidad.
-En la parte dramática, realiza una defensa de la legendaria reina de Egipto. Muestra las similitudes con su propia personalidad. Realiza un panegírico de la libertad que reclaman las mujeres y una defensa de los principios feministas. También incluye textos de Shakespeare y Bernard Shaw.
-En este apartado, debo hacerme una puntualización a mí mismo. A mi juicio, el texto interpretado tiene escasas características ‘dramáticas’. Es demasiado informativo. Poco personal. Creo que resta espontaneidad. Pero debo admitir que otros compañeros, de cuyo criterio me fío, han valorado positivamente incluso ese aspecto. Por lo tanto, coloco mi opinión entre los paréntesis de la duda.
-En la parte lírica, ha recordado a los grandes compositores operísticos con los que ha triunfado. Especialmente Händel y Massenet. Pero también introduce compositores emblemáticos en otro tipo de canciones, y más actuales, como Piazzolla o Weill.
-En lo que ha habido absoluta unanimidad es en el reconocimiento, por la calidad y por la originalidad, del trío instrumentista que ha intervenido. Román Gottward, en el acordeón y otros instrumentos, como la sierra; Darío barroso en la guitarra; y Joan Palet en el violonchelo.
-Con esta demostración, María Bayo deja claras sus cualidades como cantante y como intérprete. Evidencia su actitud valiente, enérgica, dinámica y versátil, que siempre fue muy alabada.
-Aunque, en las butacas del Teatro Campos Elíseos, no estaban ni mucho menos, todos los que antes la seguían, la alababan y la aplaudían. De todos modos, pasado mañana se repite el mismo espectáculo en el mismo escenario.

Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 17 junio 2021 - 10:30 pm
Categoría: General

David Barbero
-Esta tarde ha comenzado el proceso de la despedida de la obra teatral ‘Ocaña’. Se hace en el escenario de Pabellón 6 de Bilbao, del que es producción original. Va a estar durante dos semanas para dar oportunidad a todo el que desee despedirse de este espectáculo memorable.
-Es una obra que reconstruye la vida y la lucha del pintor – y artista múltiple- sevillano José Pérez Ocaña. Además de los datos más esenciales de su biografía y los rasgos de su personalidad, se destaca su lucha a favor de la libertad sexual y el derecho a llevar una vida libre, respetando las opciones vitales de cada uno.
-El estreno de la obra tuvo lugar en el Teatro Arriaga de Bilbao, allá por el mes de octubre del año 2018. A continuación, desarrolló una estancia en el teatro propio, Pabellón 6. Después, ha realizado una gira amplia y variada por escenarios cercanos y otros bastante lejanos.
-En todos ellos, ha recibido el aplauso y el reconocimiento del público. Además, ha participado en homenajes al personaje protagonista. Ha estado presente en reuniones con seguidores y parientes Y ha acudido a festivales por su causa.
-Es una obra cuya calidad y sentido ha ido mejorando con su desarrollo. Con las representaciones, ha profundizado sutilmente en su contenido, su significado y la complicidad tanto interna como en la relación con el público asistente.
-Ha contando con un equipo creativo y artístico de calidad. Unai Izquierdo es el autor y protagonista. Además de alma mater del proyecto. Su texto es una excelente muestra de agilidad, ruptura de barreras y eliminación de convencionalismos narrativos.
-Como directora de escena, María Goiricelaya cuenta este trabajo como uno de los más destacados. Su imaginativo aprovechamiento de los espacios. La agilidad de la acción. La rapidez en los cambios.
-En la interpretación, se ha producido también una depuración muy notable hasta en los pequeños matices. Los personajes han quedado matizados en sus exactos perfiles. Y la complicidad adquirida, les permite llegar al virtuosismo. Durante todo el recorrido han acompañado a Unai Izquierdo, otros tres pesos pesados – aquí sería más exacto decir ligeros – de la actuación vasca en la actualidad: Itziar Lazkano, Mikel Losada y Diego Pérez.
-Sería injusto no citar a las otras personas que han participado por en este trabajo. El cuidado de toda la parte musical, por Adrián García de los Ojos. Las ilustraciones proyectadas de Ane Pikaza. O la iluminación de David Alkorta. Entre otros.
-Intencionadamente, en el título de este comentario, he escrito ‘viaje emotivo’. Lo he hecho con el propósito de destacar la sensación de que esta pieza, su creación y su desarrollo han estado movidas y dinamizadas por una premeditada complicidad que con el personaje protagonista, con las causas que él defendió, con la lucha que llevó, con las reivindicaciones que todavía se mantienen, con el espíritu de igualdad y libertad que preside toda la obra.
-En este sentido, ‘Ocaña’ cumple a la perfección la misión del teatro de estar vinculado, incluso emotivamente, a las acciones y los problemas por los que atraviesa la sociedad.
-Así que merecerá ser recordada esta pieza con el sombrero en la mano, como señal de respeto.

Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 13 junio 2021 - 11:11 pm
Categoría: General

David Barbero
-Debo comenzar por un hecho singular que ha sucedido en la representación del teatro Arriaga de esta tarde. Lo califico de singular, porque sucede en muy pocas ocasiones. El público ha interrumpido la representación para aplaudir.
-Normalmente se espera hasta que termine la obra. Antes, sí que había una cierta costumbre de aplaudir algún mutis destacado. Pero esa costumbre había desaparecido. Y además, en esta obra ya no hay ni mutis. Por esa razón, me permito destacarlo con especial relieve.
-Esta tarde se representaba en el teatro municipal de Bilbao la obra ‘¿Qué fue de Ana García?’ por la compañía joven de pabellón 6. Allí ha tenido el aplauso singular.
-Así que he comenzado ya a referirme a las preguntas que he colocado en el título del comentario.
-Un vez más los jóvenes actores han dado muestra de la acelerada veteranía y madurez que van cogiendo sobre las tablas. La experiencia acumulada con esta obra, y con otras en las que también participan, les ha dado seguridad fuera y dentro de casa. En distancias cortas y distancias largas. Con público próximo o con espectadores más asépticos.
-‘Qué fue de Ana García’ es una obra que conecta con todo tipo de públicos. Su temática está en constante actualidad. Y en algunos momentos, como éste, todavía más. Trata de algo tan actual y polémico como la violencia de género.
-La forma directa, ágil, moderna y dinámica de presentarla favorece mucho la conexión con los espectadores. La acción directa. La ruptura de los convencionalismos. El dinamismo total. La complicidad en el equipo. La pasión, el coraje, las ganas y el entusiasmo de estos jóvenes actores y actrices la hacen todavía más atractiva.
-Es una de las obras que más veces he presenciado durante estos últimos años. Desde sus ensayos iniciales. En cada ocasión, he encontrado matices nuevos. Una relación más viva entre las escenas. Una coordinación mayor entre los actores. Una profundización de los personajes. Y esta tarde han demostrado que siguen en progreso.
-Con la presentación de sus productos en los grandes teatros, esta Gazte Konpainia va quemando etapas muy aceleradamente. Prácticamente todas sus producciones están teniendo giras. Incluso han sido programadas en capitales y ciudades no siempre cercanas.
-Recientemente han recibido un espaldarazo muy significativo al ser colocada una de sus producciones entre los candidatos a los próximos premios Max. Esta nominación ha sido realizada en competencia con obras de compañías veteranas, oficiales, de notables presupuestos, con nombres muy destacados.
-Hay también miembros de esta joven compañía que están formando parte de agrupaciones comerciales veteranas. Otras/os han comenzado a volar solos. En un corto periodo de tiempo, una buena parte de ellos saldrán al mercado abierto.
-Eso va a introducir una variable a tener en cuenta en el futuro inmediato del panorama teatral vasco. ¿Qué efectos tendrá esa incorporación? Habrá que estar muy atentos. De momento, contáis con la enhorabuena y el aplauso de muchos.

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información