Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 17 febrero 2018 - 11:32 am
Categoría: General

David Barbero

-Acudí ayer al Teatro Campos Elíseos de Bilbao con mucha curiosidad. Iba a ver la obra ‘El pequeño poni’. Está escrita por Paco Becerra, dirigida por Luis Luque e interpretada por María Adanez y Roberto Enriquez.
-La labor de todos ellos me interesaba mucho. Pero fui decidido a analizar el trabajo de Paco Bazerra como autor. Es compañero de la Asociación de autores de teatro. Allí le he conocido y hablado con él en diversas ocasiones.
-Es de alabar, el primer lugar, que haya elegido un asunto que afecta muy directamente a la sociedad. El acoso escolar es una de las preocupaciones actuales. Todos sabemos que el teatro está para tratar las inquietudes sociales. Pero pocas veces terminamos haciéndolo por diversas causas.
-Otro acierto es afrontar el tema teatralmente. Quiero decir que el teatro tampoco debe ser el lugar para exponer tesis doctrinales o panegíricos morales. Bezerra agarra a los personajes implicados y se pone a indagar en sus entrañas emocionales y vitales.
-Lógicamente establecer como protagonistas únicos a los padres y dejar en el trasfondo al hijo afectado tiene sus riesgos narrativos. Pero también tiene sus ventajas.
-Entre los riesgos, hay que colocar las mayores dificultadles para exponer con claridad los hechos que le suceden al principal protagonista. Es un riesgo que también afecta a los espectadores. Éstos se pueden sentir en tierras movedizas al no tener claras esas bases objetivas.
-Dentro de las ventajas, hay que destacar la posibilidad de construir dos caracteres potentes y situarlos en conflictos personales directos.
-También es arriesgada la decisión de utilizar una narrativa fragmentaria en lugar de una exposición lineal y continua. La dificultad se puede incrementar si los fragmentos elegidos son conversaciones y discusiones. Necesariamente llevan a la subjetividad. Ayudan más a la definición de los personajes que a la exposición objetiva de los hechos.
-Está claro que todas estas decisiones han sido tomadas en unión con el director Luis Luque, que además es amigo personal del autor. Es también una manera arriesgada de trabajar el texto. Es distinto construirlo en la soledad frente al ordenador a ir elaborándolo con la participación incluso de los actores que sugieren conflictos y desenlaces.
-Es indudable que, de esa manera, se pierde el control y quizá la total coherencia. Pero se gana en variedad y riqueza.
-No agotaré la explosión de las reflexiones que me provocó ayer el trabajo de mi compañero Paco Bezerra en ‘El pequeño poni’.
-Está claro que dio mucho de sí y aumentó mi estima hacia él.

Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 10 febrero 2018 - 11:33 am
Categoría: General

David Barbero

-Para justificar el título de arriba, diré que soy consciente de que es reiterativo y hasta repetitivo. Las dos palabras tienen el mismo significado. Su repetición es intencionada.
-Otra consideración previa. Decir de un espectáculo que es enigmático, ilógico, incoherente, ininteligible no quiere decir que se considere malo ni fallido. Simplemente se quiere decir que es muy difícil o imposible de entender aplicando los recursos habituales que un espectador pone cuando ve, oye y escucha, incluso atenta y activamente, una obra.
-Además, esta obra no engaña. Para empezar, lleva el título de ‘Sueño’. Y para terminar, también se dice que debe ser tomada como tal.
-Como existe el riesgo de que este comentario se esté convirtiendo también en enigmático e ilógico, diré ya que ayer asistí al estreno en el Teatro Arriaga de Bilbao de la pieza teatral titulada ‘Sueño’, cuyo texto y cuya dirección están firmadas por Andrés Lima.
-Dada la acreditada veteranía de Andrés Lima y su general buen hacer, hay que pensar que todo ese hermetismo es absolutamente intencionado. Seguramente le pedía el cuerpo hacer esa ‘reflexión emocionada’ tras la muerte de su padre pensando en su dolor y su amor, sin atender a que los espectadores le entendiéramos.
-En el programa de mano asegura que ‘Quiere esta comedia darle sentido a este baño de sensaciones que puede ser el amor a la vida’ Es posible que se entienda mejor lo de ‘sensaciones’ que lo de ‘comedia’ y ‘darle sentido’. Pero es una declaración de sus intenciones.
-También hay que reconocer que la selección de textos de Shakespeare caminan en el mismo camino del propósito personal sin concesiones para ayudar a la comprensión lógica de lo que sucede sobre el escenario.
-En una cosa es preciso insistir. El trabajo interpretativo de las cuatro actrices y el actor que integran el elenco es digno de gran mérito y reconocimiento. Así que citémoslos. Chema Adeva, Laura Galán, Nathalie Poza, Ainhoa Santamaría y María Vázquez.

Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 5 febrero 2018 - 6:30 pm
Categoría: General

David Barbero

-Me concentraré en lo esencial. Yo esperaba algo mejor. Ayer acudí al Teatro Campos Elíseos de Bilbao para ver la representación de ‘Una gata sobre un tejado de zinc caliente’ Tengo poco que comentar. Iba con muchas esperanzas. Pero salí un tanto frío.

Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 4 febrero 2018 - 11:53 am
Categoría: General

David Barbero

-Acudí ayer al Teatro Barakaldo para ver la representación de ‘Tristana’. Vi con agrado que otras muchas personas habían tomado la misma decisión a pesar de la lluvia. El texto narrativo de Benito Pérez Galdós ha sido adaptado por Eduardo Galán. La dirección escénica corrió a cargo de Alberto Castrillo Ferrer. Esta adaptación reduce los personajes a los cuatro esenciales, que son interpretados por Olivia Molina, Diana Palazón, José Luis Ferrer y Alejandro Arestegui.
-Sería difícil para mí poner pegas al trabajo de todos y cada uno de ellos. Demostraron ser buenos profesionales y se esforzaron en presentar un espectáculo interesante y cuidado.
-Sin embargo, al salir, entre la lluvia, la pregunta que me vino a la mente fue qué me había dicho a mí esa representación. Preocupado de no mojarme, concluí que Pérez Galdós había escrito esa historia dirigida a los lectores de su tiempo, motivado por la situación que entonces existía. Pero desde entonces, ha pasado mucho tiempo.
-Perdón. Quizá estaba demasiado preocupado por la lluvia.

Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 21 enero 2018 - 12:13 pm
Categoría: General

David Barbero

-Ayer hubo fiesta en Pabellón 6 de Bilbao. Su compañía joven estrenaba el tercer título: ‘Mi último baile’. Una fiesta de esperanza. Incluso se puede decir que de gran esperanza.
-La primera constatación fue la gran expectación que despiertan los acontecimientos teatrales de pabellón 6. Ayer no solo estaba todo el aforo lleno. En los prolegómenos y después de la función, había efervescencia e incluso excitación ante la expectativa por un acontecimiento singular.
-No se le puede restar reconocimientos de valentía a esta compañía joven. Las propuestas de los años anteriores fueron claramente ambiciosas. La de este año multiplica la dificultad. Han asumido la elaboración de todos los elementos del espectáculo teatral y han introducido una gran complejidad en su estructura.
-Es cierto que han contando con la ayuda de asesores experimentados. Pero el mérito hay que atribuírselo a ellos.
-Junto a ese mérito por el intenso trabajo realizado, hay que colocar la gran experiencia acumulada y el perfeccionamiento en la profesión interpretativa que están iniciando.
-Esa labor, evidentemente, no terminó ayer con el estreno de la obra. A partir de ahora, van a disponer de numerosas representaciones para pulirla y para ir mejorando ellos mismos. Al final de esta experiencia, la obra, y sobre todo ellos, serán mucho mejores.
-La gratificación exterior ya está siendo recibida por los aplausos y por los premios concedidos. La interior debe ir orientada hacia el siguiente peldaño.
-En la fiesta de ayer, las palabras que se escuchaban, dirigidas a esos jóvenes, eran: enhorabuena y ánimo.

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información