Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 29 enero 2009 - 10:29 am
Categoría: General

-¡Aviso para navegantes! Una oleada de entusiasmo patriótico futbolero llega por todos los frentes.

-Se puede comparar a los avisos de vientos huracanados o al peligro de inundaciones.

-Entonces, las autoridades pertinentes decretarán alerta roja para que los ciudadanos estén prevenidos y puedan defenderse.

-No lo creo. A las autoridades pertinentes, les interesa que estas comeduras de coco sean muy generalizadas.

-Seguro que, en el próximo partido de fútbol, los políticos de turno se pelean por aparecer en los palcos presidenciales para animar a los equipos con más socios.

-Los políticos no van a animar a nadie. Van a ser vistos.

-Lo que les interesa es ser fotografiados y aparecer en los medios de comunicación.

-¿Y los obispos?

-¿Qué pasa con los obispos?

- Pregunto si los obispos van a ir también a los palcos presidenciales de los campos de fútbol.

-Estaría bien que, en esos palcos, aparecieran juntos los representantes de las tres comeduras de coco por excelencia: el fútbol, la patria y la religión.

-Carlos Marx los llamaba alienantes de la mente colectiva.

-Ojo. No todos los políticos son patriotas, o estatalistas o nacionalistas o nosequeistas.

-Además. Carlos Marx no habló del fútbol.

-No habló de fútbol, porque entonces no se había inventado. Pero es tan alienante o más que la religión y la patria.

-Ese Carlos Marx debía ser un poco triste. ¿No? Mira que no saber brindar por una victoria futbolera de los sagrados colores patrios.

Esta entrada se escribio el Jueves, 29 enero 29 2009 a las 10:29 am. en la categoría: General. Puedes seguir los comentarios de esta entrada usando RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu pagina web.

Dejar un comentario

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información