Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 2 abril 2019 - 5:55 pm
Categoría: General

-Ayer tuve ocasión de asistir a una representación teatral de especial calidad. Fue ‘Comedia Aquitana’ de Torres Naharro, por la compañía Nao d’amores, bajo la dirección de Ana Zamora. La especial calidad se extendió al meticuloso cuidado de todos los detalles.
-Es una obra injustamente infravalorada, del renacimiento español, del siglo XVI. Está llena de frescura, dinamismo, incluso picardía y hasta modernidad. Esa injusta infravaloración es la otra cara de la quizá super estima que se hace de la generalidad del teatro del llamado siglo de oro, inmediatamente posterior.
-La recuperación de esta ‘Comedia aquitana’ ha venido de la mano de la celebración del quinto centenario de la recopilación de las obras de Torres Naharro. Y ha tenido la gran suerte de caer en manos de la extraordinaria directora Ana Zamora y de su compañía Nao d’amores.
-Eso ha permitido la posibilidad de que se presente un texto de gran valor literario y con unas características excepcionales como testimonio de un periodo histórico especialmente interesante.
-La dirección ha logrado descubrir todos los matices, a la vez que ha dado una agilidad muy dinámica a la acción. Ha conseguido eso que se suele dar en llamar un espectáculo total para poder disfrutar de sus variados elementos.
-La interpretación de un elenco tan consolidado como es el de esta compañía ha hecho parecer fácil su comunicación actoral, cuando se percibe un muy cuidado trabajo de preparación y una técnica interpretativa muy dominada.
-Especiales alabanzas es preciso atribuir al vestuario por su contribución a la fidelidad del espectáculo. Tampoco hacia la música y hacia su interpretación, no se pueden escatimar los mayores elogios por su originalidad y su calidad.
-He leído que la compañía completa y la directora han trabajado la preparación de esta obra en la Real Academia de España en Roma para matizar al máximo las influencias italianas en este peculiar texto del siglo XVI. También se han encerrado en un monasterio para redondear su puesta en escena. Es muy de agradecer esta meticulosidad. Se nota en la calidad del resultado final y en la gratificación que recibe el público al contemplarlo.

Esta entrada se escribio el Martes, 2 abril 2 2019 a las 17:55 pm. en la categoría: General. Puedes seguir los comentarios de esta entrada usando RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu pagina web.

2 comentarios

    abril 3, 2019 @ 16:46 pm


    Totalmente de acuerdo, David. Lo único es que no entiendo lo de “aquitana”
    Hasta la próxima

    Un saludo

    Nekane Echaniz

    Comentado por Nekane Echaniz
    abril 18, 2019 @ 11:45 am


    Nekane, reconozco que yo tampoco sé el porqué del título de comedia ‘aquitana’. Sólo se me ocurre que en aquela época se tenía la opinión de que en Aquitania había más libertad de costumbres. Pero no lo sé.

    Comentado por David Barbero
Dejar un comentario

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información