Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 3 diciembre 2021 - 4:59 pm
Categoría: General

David Barbero
-Las circunstancias horarias, y algún compromiso personal, me obligan hoy a realizar el comentario de la obra teatral que estoy a punto de ver, de forma previa.
-Estoy ya preparado para acudir al Teatro Arriaga de Bilbao para ver una de las propuestas mas destacadas de su programación. Se trata de la adaptación de la novela de Emilia Pardo Bazán, ‘Los pazos de Ulloa’. La adaptación ha sido hecha por Eduardo Galán. La dirección escénica corre a cargo de Helena Pimenta. Los principales personajes son encarnados por Pere Ponce, Marcial Álvarez, Diana Palazón y Esther Isla.
-Se trata de una producción cuidada, con muchos medios. La intención es conmemorar el centenario de la muerte de la gran escritora, y mejor persona, Emilia Pardo Bazán. Coincide con los 170 años de su nacimiento.
- ‘Los pazos de Ulloa’ es una obra destacable en muchos aspectos. En los literarios, constituye la culminación de la novela naturalista. Es un reflejo de la sociedad de su momento. Es también aplicable a muchos matices de ahora. Refleja la decadencia de varias clases sociales. Desde luego la aristocracia degradada, hedonista y perezosa. También las lacras de la clase política, el caciquismo. Con aplicaciones a lo que pasa ahora, aunque parezcan otros tiempos.
-El retrato de los personajes tiene un valor extraordinario. Quizá, entre ellos, haya que prestar atención a las dos protagonistas femeninas. Aunque los hombres parezcan tener más fuerza. Sabela y Nucha, de dos clases sociales diferentes. Dos personalidades muy bien definidas. Traspasan el tiempo. Pueden ser vistas con ojos de hoy.
-Tengo referencias de algunas personas que ya han visto esta representación durante su presencia en Madrid. Me fio de su criterio incluso más que del mío. Me han transmitido alabanzas sobre la adaptación, la puesta en escena y la interpretación. No es de extrañar, conocida su profesionalidad.
-Pero incluso por encima de todos estos méritos, pongo la gran oportunidad de haber traído a la actualidad y haber llamado la atención sobre la obra y, sobre todo, la ejemplar figura de Emilia Pardo Bazán. A mi juicio, una mujer excepcional, adelantada a su tiempo, valiente, comprometida, libre, inteligente, aguerrida en propósitos muy positivos. Desde luego, digna de ser tomada como ejemplo en muchos aspectos profesionales, intelectuales y personales.
-He destacado que fue una adelantada. Fue la primera catedrática. Innovadora literaria. La primera socia del Ateneo, Condesa, católica, conservadora, pero, a la vez. revolucionaria. Feminista. Rebelde. Libre en su vida personal. En sus amores. En sus posicionamientos. Criticada por los poderes establecidos, presididos por hombres.
-Batalladora por los derechos de las mujeres. Luchadora contra la violencia machista. ¡Entonces! Se consideraba feminista radical en aquellos tiempos. Peleó por la presencia de las mujeres en las instituciones. Propuso a otras mujeres escritoras para entrar en la academia de la lengua. No lo logró. Ella también se propuso. Los carcas la rechazaron hasta tres veces, a pesar de ser mucho mejor escritora que todos juntos
-En definitiva, lo que he dicho en el título de este comentario ‘Viva La Pardo Bazán’. Y me voy ya al teatro Arriaga a ver su obra ‘Los pazos de Ulloa’. Sobre todo, a ella. No quiero llegar tarde.

Esta entrada se escribio el Viernes, 3 diciembre 3 2021 a las 16:59 pm. en la categoría: General. Puedes seguir los comentarios de esta entrada usando RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu pagina web.

Dejar un comentario

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información