Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 8 enero 2022 - 12:10 am
Categoría: General

David Barbero
- Lo primero que deseo manifestar es mi satisfacción por ver un teatro implicado en la actualidad, atendiendo a los problemas del momento, preocupado por lo que sucede ahora, cumpliendo su misión de ser un espejo de la sociedad en la que vivimos, y también una ‘mosca cojonera’ para concienciar al publico de los problemas a los que nos enfrentamos.
-Esta satisfacción me la ha producido la visión de la obra ‘La panadera’, esta tarde, en la sala BBK de Bilbao. Es una producción del Centro Dramático Nacional en unión con Silencio Teatro e Iría producciones.
-Pero la creadora e impulsora del proyecto tiene el nombre de Sara Ferrús. Ella ha sido la autora del texto. También ha asumido la responsabilidad de la dirección. Y asimismo encarna al personaje protagonista.
-Este personaje protagonista se llama Concha. Ha cumplido 40 años. Está casada y tiene dos hijos. Su oficio ya está expresado en el título de la obra. Regenta una panadería.
-Todos estos datos personales están premeditadamente estudiados para favorecer la identificación del público. Para que su situación o su problema sea más fácilmente considerado como propio, dentro de los muchos matices, variables y connotaciones que puede presentar.
-No es descubrir ningún secreto, si digo que este problema es que, de buenas a primeras, en las redes sociales comienza a distribuirse un video íntimo, muy personal y comprometido para ella. Corresponde a una relación que tuvo hace 15 años con su pareja de entonces. Ese novio ha adquirido ahora notoriedad, por haber participado en un programa de reality en la televisión.
-A raíz de esa distribución indiscriminada y agresiva, su vida queda invadida y atacada. En definitiva, destruida. Es insultada, agredida, atacada. Y no solo ella. Sus hijos, su marido y toda su familia. Sin posibilidad alguna de defensa.
-El uso indiscriminado y abusivo de las redes sociales se lleva consigo el respeto a los derechos personajes, a la exigible intimidad, al respeto social, a la libertad individual, a la privacidad de la vida personal. Es, en estos momentos, un problema especialmente grave y actual.
-El tratamiento escénico de este problema tan grave y este argumento tan potente me ha dado la sensación de haber sido arduo y hasta difícil. El tema es analizado y expuesto desde distintos enfoques. Y también sus consecuencias para todos los que se ven implicados en contra de su voluntad. Y con muchas reacciones no siempre coordinadas.
-También para el espectador, el desarrollo exige un especial esfuerzo, a causa de los sucesivos tratamientos, como círculos concéntricos, sobre una misma situación. La esquemática acción se complementa con la intervención de una terapeuta. Su presencia permite la aportación de datos sobre la vida pasada de los distintos protagonistas. Todas esas referencias, expresadas con aportaciones escénicas muy actuales, exigen un mecanismo de encaje por parte del público.
-Ya ha quedado clara la muy intensa labor de Sara Ferrús en sus labores de autora, directora e intérprete. Está muy bien acompaña en esta labor por Martxelo Rubio, César Cambeiro, Susana Hernández y Elías González. La composición de sus personajes requiere esfuerzo y talento.
-Hay que hacer referencia a que este texto surge de las convocatorias de nuevas dramaturgias, hechas por los teatros municipales de las tres capitales vascas. Interesante iniciativa que, a la vista está, va dando sus frutos.
-La presencia de esta obra en la programación de la sala BBK confirma también la coherencia en los criterios establecidos en ella para difundir un teatro innovador, con atención a los problemas actuales y con una mirada cercana a la mujer. Coherencia que también hay reconocer a otras salas donde se ha programado.
-No me resisto a terminar este comentario sin otra referencia a la satisfacción que produce un teatro implicado en el aquí y el ahora de la sociedad.

Esta entrada se escribio el Sábado, 8 enero 8 2022 a las 0:10 am. en la categoría: General. Puedes seguir los comentarios de esta entrada usando RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu pagina web.

Dejar un comentario

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información