Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 19 agosto 2022 - 12:18 am
Categoría: General

David Barbero

-Esta tarde he acudido al teatro Arriaga de Bilbao para ver el musical ‘La Jaula de las locas’. Ha significado el pistoletazo del maratón teatral – festivo de la Aste Nagusia bilbaína. Los espectáculos teatrales, muchos de ellos musicales, se van a convertir, estos próximos días, en una manifestación festiva, además de ser representaciones escénicas.

-Diré, desde el principio, que el teatro municipal ha estado hoy absolutamente lleno; que el público ha seguido el espectáculo con atención, con entusiasmo, con continuos aplausos, con muchas y sonoras risas. Al final, se ha puesto en pie para expresar con más fuerza su satisfacción.

-Los aplausos más rotundos han estado dirigidos a algunos de los intérpretes. Pero sobre todo, a Ángel Llácer, protagonista y director de la función. El público le ha manifestado su adhesión desde el principio, quizá en recuerdo, también de sus apariciones en televisión.

-Ahora, ya de noche, cuando venía hacia casa desde el teatro, he recordado los pormenores de la larga, curiosa, exitosa y reivindicativa trayectoria de este musical y de su precedente texto teatral. ‘La jaula de las brujas’ está a punto de cumplir nada menos que medio siglo.

-El texto del actor y dramaturgo francés Jean Poiret tenía mucho de vodevil, muy de moda en aquellos años setenta, del siglo pasado, en París. Desde luego, también poseía grandes dosis de humor. Y un destacado punto de reivindicación, incluso provocación, y hasta protesta en defensa de la libertad para los comportamientos personales. Eran tiempos distintos a los actuales.

-El musical, que se estrenó diez años después en Nueva York, mantuvo bastantes de esas características y connotaciones de protesta ante tales prohibiciones. Es significativo que una de las canciones se mantenga todavía como himno reivindicativo de esa libertad no siempre respetada en estos momentos.

-Desde entonces, el musical ‘La jaula de las locas’ ha sido muy bien recibido, y premiado en abundancia, a lo largo de las variadas puestas en escena y las adaptaciones que ha tenido en muy diferentes lugares y culturas.

-Un punto destacado de esa trayectoria de acercamiento a los tiempos lo marcó la película franco – italiana, dirigida por Edouard Molinaro y protagonizada por Michel Serrault y Ugo Tognazzi. También obtuvo un merecido éxito y consiguió una positiva reivindicación social.

-Es preciso decir que los tiempos, las costumbres y los prejuicios han cambiado en estos cincuenta años. Aunque eso no quiere decir que todos los problemas se hayan solucionado. Pero los planteamientos de determinadas reivindicaciones tienen en cada momento connotaciones diferentes.

-Este intencionado repaso histórico ha estado motivado por la duda sobre si el planteamiento de esta ‘La jaula de las locas’ que ahora se presenta ha tenido en cuenta estos cambios, las nuevas mentalidades y los términos actuales en que se plantean la convivencia pública entre personas del mismo sexo. También hay que preguntarse, creo, si el planteamiento escénico e interpretativo correspondiente a tiempos pasados es intencionado.

-Por encima de las valoraciones personales, es de justicia reiterar lo dicho más arriba. El público ha llenado el teatro Arriaga. Ha aplaudido con entusiasmo. Y ha rubricado con risas muchas de las escenas. A ellos, iba dirigido el espectáculo y de esa manera lo han agradecido.

Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 16 junio 2022 - 6:44 pm
Categoría: General

David Barbero

-Ha llegado ya el verano. Ha venido de una manera precipitada. Casi violenta. Quizá un poco agresiva.

-No sólo el verano. Todas cosas, y las no cosas, van a llegar ahora de esa manera, precipitada, casi violenta y un poco agresiva. Y seguramente se irán del  mismo modo. Está cambiando mucho el panorama.

-Habrá que estar atento a los tiempos que viene y a cómo vienen. Me parece.

-Yo, de todos modos, al menos este verano, seguiré yendo de camping. Y después, andaré por el viejo camino de Santiago, al estilo tradicional. Quiero decir, con mochila y en los albergues municipales.

-Pero deseo deciros algo, que en este momento me parece importante. Me voy a llevar una idea en la cabeza, para darle vueltas. Lo voy a poner en mayúsculas. ‘EL TEATRO ES EL METAVERSO’.

-Todavía no puedo decir nada más. No he comenzado con las vueltas.

-Supongo que terminaremos coincidiendo. Quizá pasados de vueltas.

-Como casi siempre.

 

Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 12 junio 2022 - 10:52 pm
Categoría: General

David Barbero

-Todavía no me falla la memoria. Soy consciente de que el título de la obra teatral que he visto esta tarde en Pabellón 6 de Bilbao llevaba el título de ‘Miguel Hernández, que estás en los cielos’.

-Intencionadamente, en el título de este comentario, he añadido ese ‘más allá de’. Lo he hecho aceptando la idea de un amigo que también ha presenciado esa obra esta tarde. Opina que Miguel Hernández fue tan grande, como persona y como poeta, que no merece quedarse en el olimpo, sino ir todavía más lejos.

-La obra ha cumplido, sobradamente, con su propósito de cumplir ese objetivo. Ha constituido un muy oportuno, bien elaborado, cuidado, muy sentido y emotivo homenaje con ocasión de cumplirse los primeros ochenta años de su muerte.

-Ese mérito hay que atribuírselo principalmente a Unai Izquierdo impulsor de proyecto, autor del texto e intérprete del protagonista. Se nota el esmero dedicado. Y la documentación. Y el trabajo. Y la sintonía. Del director del espectáculo, Gorka Martin, hay que destacar la meticulosidad de los detalles. Y la coherencia de la concepción integral. ¡El ritmo del texto y del monstaje!

-A los otros intérpretes, Irene Bau,  Alfonso Diez y Yeray Vázquez, hay que premiar el trabajo intenso, detenido, cuidado. Se nota la sintonía y la entrega. Tampoco se puede olvidar la sutil escenografía diseñada por María Casanueva y Susana Diez; El vestuario de Alaitz Cabriada, y la iluminación de Fernando Alcauzar.

-En la pieza, quedan meridianamente claros su semblanza, su personalidad, su valentía, su honradez … Reconozco que ha sido motivo de satisfacción y regocijo para los que éramos, somos y seremos entusiastas admiradores del gran Miguel Hernández. ¡Ah! La utilización oportuna de sus poemas.

-Habiendo dejado clara la admiración hacia él, debo confesar que esta tarde llevaba también a Pabellón 6 otra curiosidad. Iba decidido a fijarme en el tratamiento dramático que da Unai Izquierdo a los personajes protagonistas a quienes dedica sus obras.  Ya lo realicé con ‘Ocaña’. Y deseaba comparar.

-Me ha resultado muy ilustrativo el análisis. He encontrado diferencias y paralelismos, coincidencias de tratamiento, como un estilo consolidado. Como el dominio de una eficacia ya experimentada, pero versátil. Coincide el hincapié en los aspectos emotivos del personaje. Destaca no muchos rasgos. Los más sobresalientes. Insiste en los sentimientos. Anadir un personaje femenino clave, muy potente a su lado. Allí, en Ocaña, su madre. Aquí, su compañera. Allí, interpretado por Itziar Lazkano. Aquí, por Irene Bau. Textos escritos expresamente para ellas. Aquí más personajes masculinos. Diferentes, aparentemente contrapuestos. Pero coincidentes en lo esencial. Algunos muy cuidados. Otros necesarios.

-Así que ha resultado una de esas jornadas que se suelen calificar de completas.

-¡Ah! Esto no es todo en el homenaje de Pabellón 6 a Miguel Hernández. Hay, por medio, un muy interesante recital de sus poemas. En él, están implicados, Ramón Barea; Ainhoa Rincón, con su violín; Pedro Martínez, con su chelo, y Maite Olmos, con su piano.

-Y tampoco termina aquí esta historia, Este recital empalma con otro proyecto casi nostálgico, llevado a cabo hace ahora cincuenta años. Protagonizado por algunos de estos artistas y por otros miembros dentro de aquella añorada aventura de ‘Cómicos de la legua’. Se está rodando un documental en serio. Así que esto no termina aquí.

Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 11 junio 2022 - 11:27 pm
Categoría: General

David Barbero

-Ya ha quedado dicho en el título. Así no hay que andarse con disimulos. He sacado una muy buena impresión del espectáculo de danza que he presenciado esta tarde en la Sala La Fundición de Bilbao.

-La pieza lleva el título de ‘Llocjocxoc’. Es un juego palabras. Incluso un juego de sonidos. Para reiterar el concepto de juego. La compañía es valenciana y se llama La Coja Dansa.

-Por concretar un poco más mi impresión, añadiré que me ha parecido un juego escénico divertido, curioso, interesante, a la vez profundo, serio. Con intención. En plural, con intenciones.

-Quizá la palabra juego no sea apropiada para algunos. Creen que los juegos siempre son frívolos. Se equivocan. Hay juegos que, como quien no quiere la cosa, se mueven entre conceptos e intenciones serias y profundas, pero a la vez entretenidas.

-Entre los implicados en esta pieza, y en la compañía, hay que citar a

Santi de la Fuente, al joven Iván, a Diego Buceta, en la interpretación, Tatiana Clavel, Raúl León, en la dirección; Maribel Bayona, en los textos y Heezen, en el espacio sonoro.

-Aunque siguen incorporando jóvenes, tienen ya acumulada una intensa y extensa trayectoria, desde que empezaron a crear y producir sus espectáculos en la Universidad de Valencia -tiene las mismas siglas que la de aquí- al comienzo de este siglo. Me ha parecido significativo que simultaneen piezas para publico adulto con otras para los más jóvenes. Creo que puede ser enriquecedor.

-Ahora, con este espectáculo, aseguran que su propósito ha sido ‘generar una iconografía ajena a la masculinidad hegemónica’. Habría que añadir otros adjetivos a esa masculinidad dominante, como tópica, parcial, antigua o discriminadora.

-Exponen ese propósito con naturalidad. Casi como sin dar importancia al intento. Pero son muy conscientes de su dificultad. Ir a contracorriente siempre ha tenido complicaciones. Incluso, indican que previamente habían realizado otra pieza sobre este mismo tema, que era más concienzuda y documentada. Así que ahora se han decantado, acertadamente, por el método lúdico. También han tenido expresamente cuidado en no caer en un planteamiento pedagógico, evidente y académico.

-Siguen convencidos de luchar contra los prejuicios arraigados. Oponerse a los estereotipos establecidos. Romper con las definiciones lapidarias pero huecas. Las palabras altisonantes. Buscar caminos nuevos. Ser fiel a sí mismo.

-Por lo visto esta tarde en la sala La fundición, huyen de espectáculos aparatosos, rimbombantes, llamativos y solemnes. Prefieren dejar preguntas en el aire. Construir pequeños mundos con muchos detalles. Transitar con libertad por la incertidumbre. Aceptar las inseguridades. Cuidar la estética. Pero dejarla libre para caminar y ser interpretada por los espectadores con esa misma libertad.

-Así que lo dicho al principio. ‘’Llocjocxoc’ el inteligente juego de La Coja Dansa me ha interesado mucho esta tarde en la sala la Fundición de Bilbao.

 

Desde la fila tres del patio de butacas
Por David Barbero | 7 junio 2022 - 12:43 pm
Categoría: General

David Barbero

-Como las costumbres están para transgredirlas, hoy escribo sobre la representación de ‘Muerte de un viajante’, antes de que tenga lugar, mañana, en el Teatro Arriaga de Bilbao. Lo hago, porque ya he tenido oportunidad verla, y deseo recordar mi opinión favorable.

-Para no engañar a nadie, confesaré de nuevo, mi debilidad por Arthur Miller. Y entre sus obras, ‘Muerte de un viajante’ ocupa un lugar privilegiado. Creo que fue uno de los autores que mejor entendió y denunció la deshumanización y el engaño social que traía el capitalismo descarnado en la mitad del siglo pasado.  He estado a punto de afirmar que, a mi juicio, fue el mejor representante del teatro social norteamericano.

-Esta obra la estrenó justo en el año 1949. Y desde el principio, tuvo un impacto extraordinario. Obtuvo un gran éxito también de público. Los premios Pulitzer, Tony, de los críticos de Nueva York. Se hizo muy pronto una película que también repitió el éxito y los buenos comentarios. Sobre todo, significó un serio y profundo análisis, así como una valiente denuncia, de esa lacra social y humana tan profunda.

-La adaptación actual la firma Natalio Grueso. La dirección es de Rubén Szuchmacer. Entre los intérpretes más conocidos, destacan Imanol y Jon Arias, padre e hijo en la vida real, que también representan esos papeles en la ficción.

-Es constatable que están teniendo notable éxito. Supongo que debe atribuirse principalmente a la fama del actor protagonista. Pero espero que una parte de los espectadores acudan motivados por el atractivo del texto y de su autor.

-Es preciso señalar que la interpretación de Imanol Arias está especialmente cuidada en matizaciones y actitudes, así como en encarnar el carácter de fracaso personal.  A la adaptación y a la dirección, quizá se le pudiera pedir una precisión mayor en la clarificación y la agilidad del desarrollo expositivo.

-Con estas afirmaciones, me atrevo a manifestar mi satisfacción de que ‘Muerte de un viajante’ se siga representando y recomendar su visión. Además, en los carteles y anuncios se insiste en presentarlo como la denuncia del capitalismo salvaje. Incluso se añade que ‘resulta tan actual como cuando se escribió’.

-En esta última afirmación no creo estar muy de acuerdo. Desde luego, ayuda a que los espectadores reflexionemos sobre esa perversa naturaleza del capitalismo y que hagamos el trasvase de lo que sucedía entonces, hace más de setenta años, a los tiempos actuales. Y reconozco que ese ejercicio siempre es saludable.

-Sin embargo, los tiempos y las circunstancias han cambiado. Ese capitalismo salvaje ha aumentado en todas las direcciones. Pero ha adquirido nuevas formas, difíciles de identificar con las de entonces. Quizá por esa razón, los comentarios que he oído a la salida se referían más a la psicología de los personajes o a los problemas internos de la familia, que a la explotación humana del capitalismo.

-Pero bien viene recordar a Arthur Miller y a su viajante Willy Loman.

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información